Yin Yoga; Conectar con nuestra esencia

Yin Yoga; Conectar con nuestra esencia

YIN YOGA tiene las mismas metas y objetivos que las demás líneas de
Yoga: conectar con nuestra esencia.

Sin embargo, Yin Yoga dirige el estímulo de la práctica de asana en la
porción de tejidos Yin: fascia, tejido conectivo, ligamentos, tendones,
articulaciones, líquido sinovial y los canales de energía o meridianos que
discurren por estos tejidos permitiendo que la energía vital estancada
vuelva a fluir libremente.

Los tejidos Yin son tejidos profundos que tienen menos células, están
menos vascularizados y por lo tanto, necesitan de mas tiempo para ser
influidos.

La fascia es una red tridimensional de tejido conectivo que se extiendedesde el cráneo o los pies sin interrupción rodeando y envolviendo,
conectándo y sosteniendo huesos, nervios, vasos sanguíneos y órganos,
finalizando en tendones y ligamentos.

Las fascias registran y guardan nuestras impresiones mentales y energía
como un “archivador personal”

Estas tensiones acumuladas reproducen “modelos fasciales de tensión”
adaptados a nuestra personalidad y “samskaras” que se proyectan a nivel
visceral. Como una armadura.

La modificación de la fascia precede a la congestión de cualquier tejido.

Esta forma lunar de practicar asana complementa al Yoga mas yang y
dinámico como es el Kundalini Yoga, hatha vinyasa, asthanga…

Nos lleva a una escucha profunda del cuerpo permitiendo suavizar los
límites mentales y aflojar restricciones.

Hablar de Yoga es como leer un libro de recetas… no sacia el paladar.

Usha